jueves, 14 de julio de 2011

De cómo unos pocos deciden quién no se muere de hambre

Especular:
4. intr. Efectuar operaciones comerciales o financieras, con la esperanza de obtener beneficios basados en las variaciones de los precios o de los cambios. U. m. en sent. peyor.
5. intr. Comerciar, traficar.
6. intr. Procurar provecho o ganancia fuera del tráfico mercantil.

RAE.es


En esta carrera sinsentido del capitalismo más feroz como modo de vida, en este comercio y tráfico de vidas, parece que todo vale. Vale especular con el derecho fundamental a la vivienda (lo cual se convierte en un oxímoron: artículo 47), vale arrebatar la vivienda por impago y obligar a seguir debiéndola; vale contaminar tierra, ríos, mares y oceános con tal de seguir obteniendo beneficios, vale vender después esos productos a precios descomunales; vale recluir en auténticas celdas a los animales, sobreviviendo en condiciones de suciedad, una pésima alimentación propia y estrés, y, además, también vale especular con los alimentos:
Desde los años setenta, la producción de alimentos se ha globalizado y concentrado cada vez más. Un puñado de países domina el comercio global en alimentos básicos. Un 80% de las exportaciones de trigo provienen de seis exportadores, así como un 85% del arroz. Tres países producen un 70% del maíz exportado. Esto deja a los países más pobres del mundo, los que tienen que importar alimento para sobrevivir, a la merced de tendencias económicas y políticas en esos pocos países exportadores.

Crisis alimentaria: hambruna mundial, agronegocios y soberanía alimentaria alternativa. IADE.org

Como no soy yo quien, pues no soy experta, para explicar de forma correcta esta vacilación al derecho a la vida misma, recojo aquí cuatro lecturas y la anteriormente enlazada, así como un vídeo, interesantes al respecto.

Aquí en España, Caixa de Cataluña anuncia su “Depósito 100% natural”. Según afirman, este depósito te da la posibilidad de obtener una rentabilidad muy atractiva condicionada por la evolución de una cesta formada por tres materias primas como el azúcar, el café y el maíz. Es decir, el inversor destina un mínimo de mil euros a un fondo que logra beneficios en la medida en que suba el precio de estos tres productos que, como todo el mundo sabe, son básicos en la dieta y economía de millones de personas del Tercer Mundo. Así, si sube el precio del maíz, miles de personas pasarán hambre mientras el inversor de Caixa de Cataluña gana dinero. “Cómo hacerse rico con el hambre de los demás”, podría anunciar su publicidad.

Cómo hacerse rico con el hambre de los demás, Pascual Serrano.

Según denuncia el “Movimiento dos Trabalhadores Rurais Sem Terra” (MST) de Brasil y la internacional Vía Campesina, las causas de la subida del precio de los alimentos son el control oligopólico que unas pocas empresas mantienen sobre el comercio mundial de trigo, maíz, arroz, soja, leche…, más la especulación de grandes inversores en las bolsas de productos agrícolas. Más la pura especulación financiera, porque los bancos invierten en alimentos, más seguros que las acciones. Más las privatizaciones de los servicios públicos para la agricultura, puestos bajo el control de las empresas multinacionales. Más la obsena postura de la Organización Mundial del Comercio que transformó los alimentos en mera mercancía

Una especulación criminal: El precio de los alimentos no debe depender de las especulaciones en bolsa.

Se cree que los mismos bancos, los fondos de cobertura (hedge funds) y los financieros, cuya especulación en los mercados monetarios mundiales provocó la crisis de las hipotecas sub-prime son los que causan que los precios de los alimentos sean yo-yo y se inflen. La acusación contra ellos es que, aprovechando la desregulación de los mercados mundiales de productos básicos, están haciendo miles de millones especulando con los alimentos y provocando la miseria de todo el mundo.

Especulación sobre los alimentos: "La gente se muere de hambre mientras que los bancos hacen su agosto en los alimentos" (Food speculation: 'People die from hunger while banks make a killing on food').

El fuerte incremento en el precio de los alimentos profundizó los niveles de pobreza en el mundo. Sólo en América latina hay 10 millones más de pobres a raíz de la reciente suba del 15 por ciento promedio en el valor de productos de primera necesidad.
(...) "Es un escándalo ético que un planeta con posibilidades de avanzar en la producción de biotecnología, de aplicar los instrumentos más avanzados en las telecomunicaciones y los espacios virtuales, de generar una revolución en los transportes y de producir alimentos en una cantidad creciente, no haya logrado articular un mínimo de equidad en el acceso a los alimentos."

“La especulación con alimentos aumenta la pobreza”. Entrevista a Bernardo Kliksberg.

Por último, os dejo un vídeo de LaSexta Noticias: Econocrímenes: Especulación con alimentos.

Paz y cordura.

0 opiniones.:

Publicar un comentario en la entrada

Dime qué piensas .