miércoles, 19 de agosto de 2009

Moldea tu cuerpo: ¡Hazte político!

Porque, aceptémoslo, no hay mejor manera de ponerse en forma que la de estar al frente del gobierno de un país.
Como con todas las tablas de ejercicios, conlleva su tiempo conseguir la figura deseada, pero no os preocupéis, en unos cuatro años iréis notando cambios. Claro que si encima las prolongáis durante ocho, el resultado será espectacular.
Primeramente, es importante calentar: Insulta a la oposición en vez de exponer tus estrategias. Dependiendo de cómo esté el Parlamento ese día, podemos estimar que se pierden de 35 a 150 calorías. Como ejercicio extra, convendría planear algunas mentiras por si se nos pregunta de qué van nuestras reformas (si las hay). 50 calorías por escenario.
Para empezar la tabla, no hay nada mejor que el ejercicio de el vaso medio lleno; así, a pesar de ganar por una escasa diferencia, asegurar que casi todo un país te apoya en un recinto de seguidores hará que tus piernas se moldeen. Las caminatas de meeting en meeting son alrededor de 30 calorías cada una.
En el medio de las actividades, encontramos la de tomar decisiones de Estado: cuanto más absurda sea y más detractores tengas, más calorías gastarás. Como ejemplo de práctica, ponemos tomar la decisión de llevar al ejército de tu país a una guerra ilícita e incongruente, a ser posible que sólo te apoye tu madre, y si tienes un Tío Sam dispuesto a ayudarte con la tabla jugando contigo y utilizándote, ¡siempre es mejor! Teniendo en cuenta que el esfuerzo aquí es de grado alto, se calculan de 200 a 3.000 calorías. Ejercicio extra: 2.000 abdominales diarias.
Seguidamente, procurando no perder el hilo de los ejercicios ya hechos y, de esta manera, continuar metiendo la pata hasta estilizarla, se recomienda aprovechar del calentamiento las mentiras. Es por eso que indicamos ocultar pruebas y soltar falacias para cubrir embrollos cuando sea factible hacerlo. Esto se puede desarrollar en casos de terrorismo o atentados en general, así como en catástrofes hacia el medio ambiente. De 150 a 1.000 calorías. Ejercicio extra disponible: ¡Dale poder a la Iglesia! Tus rezos diarios reforzarán tus rodillas.
Y ya para culminar, es conveniente una mezcla de sinsentidos con el fin de no olvidar ninguna parte en concreto. Engordar áreas ya hinchadas dentro del capitalismo y a los privilegiados, indultar criminales, honorar a torturadores, y poseer graves escándalos financieros, corrupciones y manipulaciones varias entre las arcas de nuestro partido o mandato son algunas de las sugerencias. Es complicado asegurar las calorías invertidas, se deben valorar la cantidad de ejercicios y su repetición, ¡pero tus amigos y familiares apreciarán los cambios (aunque haya alguno que no lo afirme ;])!
Y si todo esto falla, deja la política y vete a vivir a Ibiza.
Paz a secas.

4 opiniones.:

grk1 dijo...

jajaja...es que los pobres tienen muchos problemas...les acusan de corruptos,de ser pagados con trajs,coches...que mala vida tienen...me da una pena...un saludo

Altan dijo...

Yo pienso....
pienso que me voy a Ibiza!! Sin plantearme nada de esto siquiera

jejejej

Anónimo dijo...

si todo lo que dices sobre la perdida de calorias hubiese podido ser factible, el susodicho hijoputa de la foto hubiera muerto de inanición mucho antes de cumplir su segundo mandato para regocijo de sus muchos detractores,una pena...

P.D. ahora con la puta crisis y debido a la prolongada inactividad debida a mi prolongado desempleo, estoy enpezando a coger peso alarmantemente,me recomiendas la nueva dieta Especial Kaznar enriquecida con hijoputismo hacia el prójimo y con sobredosis de valores trasnochados?? el medico me ha dicho que lo unico que perderia sera masa cerebral y yo aun la tengo estima y mira que no ando muy bien de la azotea....un saludo y gracias por tu blog me hace sentirme menos marciano.

Smyle dijo...

Jajaja, bueno, no sé si habría muerto, ¡pero mira qué cuerpazo se marca el JoseMa!
Está estupendo, está descansado, está contento, está cobrando una barbaridad, está viviendo con más lujos que un jeque, está... ¡está cojonudo!
Creo que deberíamos saltarnos los ejercicios y hacer lo de Ibiza directamente.

Yo te recomiendo no hacerles ni puto caso. Para conservar, al menos, la cabeza.

Un saludito.

Publicar un comentario

Dime qué piensas .